Congreso Nacional de Medicina Interna 2018

¡¡¡¡Ya se encuentra listo!!!! Tenemos preparando el MEJOR evento del año 2018 de Medicina Interna en Guatemala Los esperamos a partir del miercoles 21 Programa acá Dr. Jorge Laynez Presidente Comité Organizador

a través de ¡¡¡¡Todo Preparado!!!! XXXVI Congreso Nacional de Medicina Interna Guatemala — Asociación de Medicina Interna de Guatemala

Anuncios

Prevención del Cáncer Colorrectal 

Artículo publicado en el blog de la Revista de Medicina Interna de Guatemala 

El cáncer colorrectal es la tercera causa de mortalidad por cáncer a nivel mundial, con 774,000 muertes reportadas por la Organización Mundial de la Salud en 2015….
Continuar leyendo:  Cómo prevenir

Dengue, Chikungunya, Zika Importante comunicado de la AGEI

agei

 

 

Ciudad de Guatemala, 10 de septiembre de 2,016.

LA ASOCIACIÓN GUATEMALTECA DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Ante la opinión pública manifiesta su profunda preocupación por la pobre respuesta del Ministerio de Salud ante la emergente epidemia ocasionada por el virus Zika, extendido por todo el continente americano, pues el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) ha restado importancia a la magnitud de la epidemia en nuestro país, la cual inició en el segundo semestre del 2015.

Durante el presente año hemos venido documentando las graves complicaciones que esta enfermedad provoca y el número de personas que la contraen es cada vez mayor, hasta un 30 % de la población en algunos departamentos, habiéndose documentado casos de malformaciones congénitas como la microcefalia asociada al Zika, la que acarrea serias consecuencias a las familias afectadas, y síndrome de Guillain Barré, enfermedad neurológica que puede tener consecuencias mortales para los pacientes afectados. Para su diagnóstico oportuno y el tratamiento de las complicaciones, el Zika consume recursos elevados, los cuales se destinan a pruebas especiales de diagnóstico molecular, a estudios de imágenes (ultrasonido) en la embarazada que ha adquirido la infección, y a medicamentos de alto costo (inmunoglobulinas, plasmaferesis, etc), ventilación mecánica y tratamiento de complicaciones adicionales en los pacientes con síndrome de Guillain Barré. Lamentablemente estos recursos no están disponibles, lo cual es muy preocupante.

Más preocupante es que la epidemia avanza, y que el número de niños con microcefalia aumenta y el MSPAS aún no ha adquirido el compromiso de publicar y difundir recomendaciones responsables para evitar la transmisión de madre a hijo, la transmisión sexual y por transfusiones, como tampoco ha actuado clara y contundentemente en el control/erradicación del vector transmisor, no solo del Zika, sino también del Dengue y Chikungunya, el mosquito Aedes.

De nuevo, lamentamos que esta respuesta tan pausada del MSPAS nos recuerda experiencias pasadas con ocasión de la epidemia del SIDA y del Dengue hemorrágico (Dengue grave), cuando la reacción de las autoridades de salud fue tardía.

En la actualidad la vigilancia epidemiológica para el Zika y otras enfermedades es muy pasiva y depende de un sistema anticuado y obsoleto de reporte de casos en boletas complejas, las cuales deben ser trasladadas a las oficinas de Epidemiología. Esta práctica dista de una epidemiología renovada y actualizada que deja de ejercitar sus funciones en un escritorio para trasladarse a los servicios de salud en las comunidades, y que colabora con los clínicos para enfrentar las enfermedades y sus complicaciones.

Por lo anterior demandamos del gobierno y sus autoridades de salud:

1)  Una respuesta pronta y coordinada, que permita facilitar el reporte de casos y que reconozca la presencia del Zika en nuestro país y que es una enfermedad que puede provocar las complicaciones anteriormente mencionadas. Consideramos que para plantear soluciones lo primero es no negar o minimizar la magnitud de una tragedia, la cual ha sido comparada con “la tragedia de la Talidomida” ocurrida a mediados del siglo pasado y que fuera responsable de malformaciones congénitas.

2)  Implementar y/o reactivar los programas de control de vectores para reducir la incidencia del Zika y otras enfermedades transmitidas por vectores (Dengue, Chikungunya, Paludismo, Ricketsisosis, Leishamaniasis, etc) presentes en Guatemala.

5 Puntos de Confusión Acerca del Gluten

confused

Desde hace algunos años, con cierta frecuencia hemos escuchado que algunas personas no consumen productos con gluten o son “gluten free”.  Algunas lo hacen por recomendación médica, otras por decisión propia, otros por bajar de peso y algunos incluso por estar a la moda.  Como consecuencia, muchos han resultado confundidos (con justa razón) sobre el gluten y sus efectos en el organismo.  El tema no es sencillo, pero espero poder aclarar algunos puntos…..

  1.  “Mi médico me dijo que no comiera gluten”

Algunas personas no toleran consumir gluten por predisposición genética.  A esta condición se le llama enfermedad celíaca y a quienes la padecen se les diagnostica como pacientes celíacos.  Para el diagnóstico de la enfermedad celíaca existen pruebas sanguíneas y biopsias de intestino delgado con hallazgos característicos.   Lo anterior no quiere decir que el diagnóstico sea fácil de hacer debido a lo altamente variable de los síntomas (ver: Forma de presentación actual de la Enfermedad Celíaca).  Las personas celíacas son el grupo que debe llevar una dieta estrictamente sin gluten.  De lo contrario, su intestino sufre un tipo de inflamación crónica y se arriesgan a padecer múltiples síntomas como diarrea, pérdida de peso, anemia, desnutrición, dolor articular y osteoporosis, entre otros.

 Por qué no comen gluten?:

El gluten es dañino para su salud.  Causa daños al intestino y síntomas molestos y peligrosos.

         2.  “No como gluten y me siento mejor pero no soy celíaco”

Desde el 2010 se reconoció la intolerancia al gluten no celíaca como una entidad médica.  Estas personas no llenan los criterios diagnósticos para ser diagnosticados como celíacos, pero el gluten les provoca síntomas.  No está claro si les provoca daño al intestino y algunos estudios apuntan que la “sensibilidad al gluten no celíaca” está relacionada con el síndrome de intestino irritable.

Por qué no comen gluten?: 

Al ver que se sienten mejor de síntomas que padecían desde hace tiempo, deciden no consumirlo, a pesar que no es del todo dañino para su intestino como en los celíacos.

         3. “Al no comer gluten me siento con más energía y he bajado de peso”

Este es un grupo mixto y es donde el tema deja de ser blanco o negro.  Algunas personas dejan de comer gluten sin tener síntomas, lo hacen por decisión propia o recomendación de un amigo.  Como resultado reportan sentirse mejor y más activos.  No está claro si es efecto de dejar de consumir gluten o efecto de que han perdido libras de más.  Al dejar de consumir pan, pastas, cerveza, pizzas, etc, bajan de peso y si estaban por arriba de su peso ideal, eso los hará sentir mejor y con más energía.  Algunos probablemente eran celíacos sin saberlo o tenían intolerancia al gluten no celíaca y al abandonar el gluten por suerte llegaron por una feliz casualidad a su tratamiento.  Lo importante es que de una u otra forma se sienten mejor.

Por qué no comen gluten?:

Por cuenta propia y porque perciben una sensación de bienestar físico.

         4. “Es la dieta saludable del momento”

Este grupo ha tomado el tema “gluten free” como la última dieta de moda.  No son intolerantes al gluten ni han sido diagnosticados con enfermedad celíaca y no perciben ninguna diferencia en su estado de salud si consumen gluten o no (excepto tal vez, cierta baja de peso).

Por qué no comen gluten?:

Por decisión personal o presión de grupo.  Es similar a decidir no comer carne, no comer azúcar o no comer mariscos (sin tomar en cuenta por supuesto causas alérgicas, religiosas, morales o condiciones médicas).

5.  El otro lado de la moneda

Todos los demás.  Todos los confundidos.  Para todos los que va dirigido este artículo.  Todos los que se molestan en silencio cuando alguien pregunta: “será que esto tiene gluten?” o “me lo podría preparar sin gluten?”.  O a quienes les parece exagerado por qué los que se encuentran en las entradas del 1 al 4 no pueden comer “solo un poquito”, “sólo una mordida”, “solo un pedacito de pastel”, o “sólo por hoy” y se frustran.  Les parece que todos lo hacen por invento o por moda.

La respuesta como pudieron leer arriba no es única y depende de la situación de la persona que no consume gluten.

Conclusión:

Los celíacos no consumen gluten  porque les hace daño y los hace sentir mal.  Son a quienes más debemos comprender y apoyar.  Ya se la pasan lo suficientemente mal en un mundo lleno de gluten como para que encima los juzguemos.  Ellos NUNCA pueden comer “ni un poquito”, “ni una mordida”, a veces migajas microscópicas los enferman.  No lo hacen por moda ni por bajar de peso (de hecho al dejar de comer gluten muchos suben de peso porque su intestino ya no está enfermo).  Los intolerantes al gluten no celíacos aunque sí pueden consumir gluten, los hace sentir tan mal algunas veces que prefieren no hacerlo y por lo tanto también merecen comprensión.

El resto que ha decidido hacerlo por cuenta propia, por una u otra razón (aunque no tengan una condición médica que lo requiera)  merecen respeto en su decisión personal.  Pero el que ellos sí puedan consumir gluten si así lo desean (como el vegetariano que decide comer carne), no quiere decir que los celíacos y los intolerantes puedan hacerlo.

Así que antes de juzgar o señalar, reflexionemos lo difícil que puede llegar a ser vivir sin gluten (no pan, no pasta, no pizza, no cerveza, no pasteles, no galletas y un largo, largo etcétera), y ayudemos a hacerles la vida más fácil.

Copyright:  Dr. Roberto Zuchini

Se autoriza la reproducción citando la fuente original: http://www.drzuchini.wordpress.com